(771)713-5050, 714-5211, 212-0444 contacto@coparmexhidalgo.org.mx

Menu
Coparmex Hidalgo

Unidos proyectemos las empresas Hidalguenses al servicio de México

 

 

Gobierno dará extras a tenedores de bonos del NAIM que acepten oferta

 

 

Los tenedores de los bonos del Nuevo Aeropuerto Internacional de México podrían recibir una prima de 0.75% respecto al valor de los mismos si dan su consentimiento para modificar las cláusulas que vinculan este proyecto con los recursos de la Tarifa Única Aeroportuaria (TUA), dio a conocer el Subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera.

“Hay 6,000 millones de dólares que fueron emitidos para financiar las obras del aeropuerto de Texcoco, y una gran parte de esos recursos se encuentra en un fideicomiso”, dijo el funcionario.

“Ese dinero ya existe y está en caja, hay 120,000 millones de pesos, de los cuales vamos a tomar el equivalente a 1,800 millones de dólares  para recomprarle a los inversionistas 1,800 millones de dólares de esa operación. Este no es dinero nuevo: En una bolsa del pantalón tenemos recursos, y en la otra tenemos una deuda, y lo que hacemos es tomar recursos de donde tenemos efectivo para liquidar la deuda en el otro lado”, detalló.

La finalidad, apuntó, es mandar un mensaje a los inversionistas de que queremos encontrar una solución amigable, “y eso se vio reflejado inmediatamente en el aumento en los precios de los bonos”.

El grupo de tenedores de bonos representado por Hogan Lovells junto con otros tenedores, no está de acuerdo con la definición del gobierno de Andrés Manuel López Obrador en la recompra de los bonos.

“El grupo analizó la medida del gobierno de AMLO y alberga algunas inquietudes por las que no puede apoyar la versión actual de la propuesta”, dice un comunicado.

Estas preocupaciones incluyen, entre otros, los siguientes elementos de la propuesta.

Los inversionistas manifestaron su preocupación respecto al nuevo aeropuerto, la liberación y revocación de la garantía y supuestos de incumplimiento conforme a la documentación aplicable.

Asimismo, en relación con el aeropuerto actual, la posible reducción de la garantía derivado del uso o construcción, a corto o largo plazo, de aeropuertos alternativos o adicionales en el área de la Ciudad de México; así como posibles reducciones adicionales a la garantía respecto a la liberación de pagos restringidos en dos de las cuatro series de bonos.

También se considera que los tenedores de bonos que participen en la oferta pública consienten en la liberación de la garantía y en las modificaciones a los convenios y supuestos de incumplimiento.

Esto aún y cuando no pueda adquirirse en su totalidad los bonos ofertados, argumentan los inversionistas.

A pesar de los puntos débiles que el grupo de tenedores de bonos ve en la recompra, está dispuesto al diálogo.

Hace unos días, el fideicomiso del NAIM dijo en un comunicado que lanzó una oferta para recomprar hasta 1,800 millones de dólares de bonos internacionales que se emitieron para financiar la construcción de la multimillonaria terminal aérea.

 

 

Santander prevé que Banxico suba dos veces más tasas de interés


 

 

 

Banco Santander estimó que el Banco de México hará dos nuevos movimientos a la tasa de interés interbancaria a un día de 25 puntos base cada uno, por lo que se colocaría en 2019 en 8.50%.

En el reporte diario, la Institución Bancaria precisó que el primer movimiento al alza de la tasa de fondeo local lo determinará en Banxico este mes y anticipó que el otro incremento adicional de similar proporción será a finales de marzo próximo.

Con lo anterior, indicó, la tasa de referencia en México cerrará 2018 en 8.25%; mientras que todo el año próximo tras el movimiento previsto al iniciar la primavera se mantendrá sobre el promedio de 8.50%.

Ambos aumentos en las tasas de interés local responderán en términos generales a un ambiente financiero menos favorable para los activos financieros de las economías emergentes, así como a la estimada postura monetaria más restrictiva de la Reserva Federal de Estados Unidos.

En ese orden de ideas, anticipó que el Banco Central de Estados Unidos elevará la tasa de interés este mes y en dos ocasiones en el primer semestre de 2019.

Por otro lado, adicional a las nuevas proyecciones de la tasa de referencia en México desde el pronóstico anterior de 8.0 por ciento al concluir ambos años, la institución bancaria ajustó al alza la expectativa del tipo de cambio.

“Anticipábamos un cierre en 2018 en niveles de 19.80 pesos por dólar, pero ahora vemos una paridad finalizando de 20.50 pesos por dólar, para 2019, estimamos un cierre de la paridad en 21 pesos por dólar frente al estimado previo de 19.50 pesos por dólar”, expuso en el documento.

Explicó que la mayor paridad cambiaria prevista obedece al incremento en la volatilidad en los mercados financieros internacionales y el fortalecimiento del dólar estadounidense. “Se advierte un aumento en la aversión al riesgo por activos de mercados emergentes”, aseveró.

 

Sector Financiero, sin problemas: AMLO

 

 

A pesar de que habla de  una volatilidad en el mercado cambiario debido a la situación de los bonos del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, el Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el sector financiero no ha presentado problemas.

“El lunes 3 de diciembre, el primer día de la semana, hubo muy buena respuesta en lo financiero. No hubo desequilibrios en el terreno, en el mundo de lo financiero. No tuvimos problema de depreciación de nuestra moneda, del peso. Al contrario, creció la Bolsa Mexicana de Valores, hay confianza”, destacó.

“Hay un buen ambiente en el país y hay confianza. Y vamos a seguir trabajando para sacar a nuestro querido México del atraso y que haya crecimiento económico, empleos y bienestar, paz y tranquilidad”, expuso Obrador.

Sobre el tema de la recompra de bonos del NAIM, López Obrador dijo que puede regularse el precio de los bonos, y se pronunció por el libre mercado en el sector.

“Yo opino que aplica el libre mercado en la economía, que no se puede por decreto, por decisión política regular el mercado. Que esto depende de inversionistas, de los que participan en el mundo financiero y estamos a favor del libre mercado”, destacó.

Insistió en que los inversionistas del NAIM no tendrán afectaciones, y dijo confiar en que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público realizará un buen manejo de este tema para evitar problemas financieros.

“Los servidores públicos de Hacienda me informaron que se tomó esta decisión para dar cumplimiento al compromiso que hicimos de proteger a inversionistas.

“Es nuestra palabra empeñada de que no iban a tener ningún problema en lo económico, en lo financiero y vamos a cumplir. Y, por eso, se está procediendo de esa manera. Pero ellos les van a explicar más sobre el tema”, comentó.

 

Impacto por límites a comisiones bancarias en México sería manejable: S&P

 

 

Para la agencia calificadora Standard & Poor’s, la prohibición de ciertas comisiones que cobran los bancos en México, como lo ha propuesto Morena en el Senado de la República, sería manejable toda vez que el impacto en la rentabilidad y capital sería limitado.

“En general, no esperamos que las presiones sobre el capital y utilidades afecten nuestras calificaciones de los bancos mexicanos. Sin embargo, esto dependerá del peso de la cartera de tarjetas de crédito dentro del portafolio de negocio de cada entidad”, señala en un reporte.

Una de las principales comisiones que plantea eliminar la iniciativa es la relacionada con el cobro de la anualidad de la tarjeta de crédito.

La calificadora estima que el ingreso por tarifas y comisiones reportado por los bancos mexicanos representa alrededor de 17% de los ingresos operativos en el sistema.

Utilizando los mismos parámetros para hacer comparaciones en igualdad de condiciones, se estima que las tarifas y comisiones son más significativas en otros sistemas bancarios en América Latina y el extranjero.

La agencia detalla que en México la mayoría de las tarifas y comisiones de los bancos proviene de la cartera de tarjetas de crédito y de otros productos minoristas. “En el país, alrededor de 43% del total de las comisiones de los bancos está relacionado con las tarjetas de crédito”.

En este sentido, la previsión de S&P es que si la propuesta entra en vigor, los ingresos operativos del sistema bancario mexicano caerían alrededor de 7%. “Por lo tanto, las tarifas y comisiones representarían alrededor de 12% de los ingresos operativos desde 17% actual”.

Agrega que debido a que la mayoría de las tarifas y comisiones que podría desaparecer está relacionada con las tarjetas de crédito, el impacto de esta iniciativa variaría dependiendo del peso que tienen los plásticos en la cartera de cada uno de los bancos mexicanos.

En cuanto a la rentabilidad, la calificadora precisa que la aprobación de esta propuesta daría como resultado una caída de aproximadamente 40 puntos base en el retorno a activos proyectado para el sistema bancario mexicano, “pues estimamos que se ubicaría en torno a 1.6% al cierre del 2019 y caería a 1.2% si esta iniciativa entra en vigor”.

S&P agrega que el impacto en la rentabilidad también podría afectar los niveles de capitalización, ya que se esperaría que la capacidad de generación de capital interno desacelere su ritmo.

“Considerando que el impacto sería relativamente bajo y los sólidos niveles de capitalización en el sistema bancario mexicano, no prevemos potenciales revisiones a la baja de las evaluaciones del nivel de capital y utilidades de los bancos. Por lo tanto, en nuestra opinión, la aprobación de la propuesta no afectaría nuestras calificaciones de los bancos locales en términos generales, aunque nuestras evaluaciones podrían variar”, expuso.

Además, la calificadora considera que los bancos mexicanos tendrían cierta flexibilidad para contrarrestar el potencial impacto derivado de la aprobación de esta propuesta en su nivel de capital y utilidades.

“Por ejemplo, si los bancos se ven obligados a eliminar el cobro de tarifas y comisiones relacionados con las tarjetas de crédito, también veríamos una caída en los gastos relacionados con estas comisiones”, agregó.

S&P estima que una reforma al marco legal ayudaría a los bancos mexicanos a disminuir sus comisiones, pues destaca que un factor que sería fundamental para permitir bajarlas sin afectar sus perfiles de negocio y financiero es uno que permitiera mejorar la cobranza de sus préstamos y garantías.

Finalmente, la agencia destaca que otro factor a observar en el sistema es si esta iniciativa u otras que pudieran surgir podrían alterar la dinámica competitiva del sistema bancario mexicano.